LOS AÑOS MARAVILLOSOS

[wy.jpg]

Creo que casi todos recordamos "Los Años Maravillosos (The Wonder Years)", esta famosa serie que invadió nuestras casas y corazones y que duró toda una eternidad para quienes nos gustaba verla… capítulo tras capítulo.
Un papá que trabaja fuerte y conservador de viejos valores, la mamá ama de casa, los hijos que no saben por qué, pero se rebelan en un contexto de cambio social general y la expresión tierna y realista de sus problemas, con personajes tan bien realizados como el de Wayne, el hermano que todos aprendemos a odiar; Winnie Cooper, el primer amor; y Paul Pfeiffer, el entrañable amigo un poco nerd.
Historia y Creación de la Serie "Los Años Maravillosos"
Los años maravillosos (The Wonder Years en inglés), también conocida como Aquellos maravillosos años (en Argentina se conoció como "Kevin, creciendo con amor"), fue una serie de televisión creada por Carol Black y Neal Marlens. Estuvo seis temporadas en antena, en la cadena estadounidense de televisión ABC, de 1988 a 1993.
Los años maravillosos lidiaba con los problemas sociales y acontecimientos históricos de los años 1960s y principios de los 1970s, vistos a través del personaje principal, Kevin Arnold, quien también afrontaba conflictos sociales de adolescentes (principalmente con su mejor amigo Paul, y Winnie Cooper, en quien estaba interesado sentimentalmente) problemas familiares y otros temas.
Mientras las historias se desarrollaban, la historia era narrada por un Kevin más viejo y sabio (cuya voz es la de Daniel Stern) que describía lo que estaba pasando y lo que había aprendido de sus experiencias. En Argentina se televisó con un doblaje al español que aún hoy es recordado por quienes seguían la serie a comienzos de los ’90. Dicho doblaje es sumamente buscado -esto puede chequearse muy fácilmente recorriendo un par de foros- para ser descargado de internet por quienes desean volver a ver aquella maravillosa serie.
El tema musical de la serie fue la versión de Joe Cocker de la canción de los Beatles "With a Little Help from My Friends". La canción fue incluida, junto con otras en la banda sonora del programa. Este es el video de el tema que escuchábamos todos los días en el opening del programa:

¿Pero que quienes fueron o que pasó con cada uno de los actores principales?
Pues bien, comentaremos algunos datos de interés de cada uno de ellos:
Kevin Arnold (Fred Savage)- (nacido en 1976) Un adolescente norteamericano blanco medio que asiste a una escuela secundaria (luego a la preparatoria) mientras está creciendo a finales de los 1960s y principios de los 1970s.

En la vida real Fred Savage se casó con su amor de la niñez, Jennifer Stone, el 7 de agosto de 2004. Su primer hijo, Oliver Philip, nació en 5 de agosto de 2006.


Savage conserva los viejos amigos que hizo en Aquellos maravillosos años como la co-estrella Danica McKellar con la que mantiene contacto regularmente. Ella tuvo una aparición estelar en Working.
Gwendolyne "Winnie" Cooper (Danica McKellar)- Principal interés amoroso de Kevin. Vive en la misma calle que Kevin. El primer beso de ambos y la muerte del hermano mayor de Winnie en Vietnam fueron muy importantes en el episodio piloto.

Danica McKellar regresó a las aulas de la UCLA terminada la serie y ha seguido haciendo cine, teatro, dobladora de dibujos e incluso ha probado como productora y directora de cine. Hace un par de años posó semidesnuda para una revista estadounidense como se puede ver en la foto.


Paul Pfeiffer (Josh Saviano)- El mejor amigo de toda la vida de Kevin. Es un excelente estudiante, extremadamente inteligente. En el episodio final se revela que irá a Harvard a estudiar la universidad. Es alérgico a todo.

El verdadero Josh Saviano se retiró de la actuación tras la serie y se licenció como abogado por la Universidad de Yale. Actualmente trabaja en Nueva York para la prestigiosa firma de abogados Morrison, Cohen, Singer & Weinstein.
Recuerdo que hace un tiempo volaba la noticia de que Paul Pfeiffer era Marilyn Manson, que hasta sacaron fotos y videos de su evolución en la TV. Lo cierto es que son personas totalmente distintas y más aún, Marilyn Manson es el nombre de la banda cuyo vocalista y líder principal es Brian Warner.
La elección de este nombre, corresponde a la fusión entre la actriz Marilyn Monroe y el asesino Charles Manson, a través de lo cual se quiere representar la dualidad entre el bien y el mal, entre los extremos del glamour y belleza de Marilyn Monroe y la brutalidad y oscuridad de Charles Manson.


Jack Arnold (Dan Lauria)- El padre de Kevin, un veterano de la Guerra de Corea. Originalmente trabajó en NORCOM, una enorme corporación, como Gerente de Distribución y luego como Gerente Regional, odiaba tener superiores, por lo que más tarde iniciaría su propio negocio construyendo y vendiendo muebles hechos a mano.

Norma Arnold (Alley Mills)- La madre de Kevin, pocas veces sale de casa. Conoció a Jack en los primeros semestres de la universidad. Cuando él se graduó, ella se mudó al otro lado del país con él y no concluyó la universidad.


Karen Arnold (Olivia d’Abo)- La hippie hermana mayor de Kevin. Eventualmente se casa y se va a vivir a Alaska. Su única aparición en la temporada final es en el último episodio.

Wayne Arnold (Jason Hervey)- El hermano mayor de Kevin, quien disfruta torturando físicamente a Kevin y Paul. Se hace cargo del negocio de los muebles cuando Jack Arnold muere, durante el epílogo del futuro en el último episodio.

Otros personajes:
Entrenador Cutlip (Robert Picardo)- El maestro de gimnasia de Kevin.
Señorita White, más tarde Señora Heimer (Wendel Meldrum)- Maestra de la secundaria de Kevin, de quien más tarde se enamora. Su nombre es cambiado a Señora Heimer cuando se casa.
Sr. Cantwell (Ben Stein)- Maestro de ciencias de Kevin.
Becky Slater (Crystal McKellar)- Compañera de la secundaria de Kevin, quien es brevemente su novia durante un episodio. Su personaje es físicamente agresivo. Compite incluso con Kevin en unas elecciones estudiantiles
Chuck Coleman (Andy Berman)- Uno de los amigos de la preparatoria de Kevin.
Delores (Juliette Lewis)- La novia de Wayne en la preparatoria.
Jeff Billings (Giovanni Ribisi)- Es un personaje que entra hacia el final de la serie, que se vuelve un gran amigo del protagonista
Alice Pedermeir (Lindsay Sloane)- Compañera de Kevin en la preparatoria. Enamorada de Chuck Coleman
Joey (Dustin Diamond)- compañero de la escuela de Kevin, el popular Scricht en "Saved by the Bell" (Salvado por la Campana)
Michael (David Schwimmer)- Novio de Karen Arnold, hermana de Kevin
Voz de Kevin adulto(Daniel Stern)- narrador de la serie.
CAPITULOS DE LA SERIE LOS AÑOS MARAVILLOSOS
Primer capítulo de la Serie "Los Años Maravillosos"
Tantas veces repitieron sus capítulos en la TV que terminé aprendiéndomelos de memoria, desde el primer capítulo hasta el último. Pero si no lo viste completo, al menos aquí te traigo el primer capítulo (dividido en tres partes), donde el narrador(Kevin de niño) hace una breve descripción y presentación de cada uno de ellos.

Capítulo final de la Serie "Los Años Maravillosos" (Último Capítulo)
Aunque está doblado al español, me refiero con acento español, que no va tan bien(para nosotros) y hasta desagrada al comienzo ya que quisieramos escucharla hasta el final con las voces de siempre, pero igual son encantadores. Éstos son los videos que conforman el capítulo final (dividido en tres partes).
Pero si no quieres mirarlos uno por uno, ésta es una pequeña sinópsis:
Reflexionando sobre cómo todo el mundo eventualmente crece y cómo la niñez llega a un fin, Kevin y Winnie tienen un último día apasionado antes de irse por caminos distintos para siempre. Winnie se va a Europa a estudiar Historia del Arte, mientras que Kevin se queda en los Estados Unidos, se casa y tiene un hijo. Los dos se escriben durante ocho años. El padre de Kevin muere a los dos años (la causa de la muerte no se menciona, pero muchos fanáticos de la serie concluyen que fue un ataque al corazón a tenor del estilo de vida que llevaba y su personalidad), y su hermano se encarga del negocio de la familia. Se resuelve el destino de varios personajes secundarios, y el narrador (Kevin adulto) nos dice: "Crecer sucede en un latido. Un día estás en pañales, al siguiente ya no estás aquí. Pero los recuerdos de la niñez permanecen contigo todo el camino. Recuerdo un lugar, un pueblo, una casa como muchas casas, un patio como muchos patios, una calle como muchas otras calles. Y el asunto es que, después de todos estos años, sigo mirando hacia atrás, maravillado."

Por último…
Una serie con la que crecimos muchos de nosotros, esa serie con aquella voz en off que narraba y que muchos esperabamos apareciera dando sabias explicaciones con palabras exactas en cada capítulo. Qué recuerdos nos trae cada vez que vemos un episodio en la moderna pantalla de nuestro televisor casi casi desencajando con la imagen antigua de la serie. Ésta era una serie que quisieras verla por siempre en aquél televisor viejo para que así el recuerdo sea completo.
Y otra vez, con las palabras finales, las mismas utilizadas en el último capítulo:
"Crecer sucede en un latido. Un día estás en pañales, al siguiente ya no estás aquí. Pero los recuerdos de la niñez permanecen contigo todo el camino. Recuerdo un lugar, un pueblo, una casa como muchas casas, un patio como muchos patios, una calle como muchas otras calles. Y el asunto es que, después de todos estos años, sigo mirando hacia atrás, maravillado"
PD. Algunos cortos…

  • Según una popular leyenda urbana, Josh Saviano (Paul Pfeiffer) se convirtió en Marilyn Manson -esto es obviamente falso-. En la actualidad es abogado de la firma Morrison Cohen, graduado de Harvard como ya lo comentabamos líneas arriba.
  • Se cree que el personaje de la serie "Los Simpsons", Milhouse Van Houten está basado en Paul Pfeiffer.
  • Un episodio de Los Simpsons tiene una escena que imita a Los Años Maravillosos, en la que Bart está viendo a su padre, con la canción de los Byrds "Turn! Turn! Turn!" y Daniel Stern narrando.
  • Danica McKellar escribió y dirigió un cortometraje llamado Speechless… en donde actúan Dan Lauria y Alley Mills.

MLATV

Anuncios

Charles Chaplín, hijo de gitanos

 ¿Sabía usted que Charles Chaplin era gitano? El famoso actor inglés, que dio vida al memorable Charlot, convirtiéndose en un imprescindible para los amantes del cine, era hijo de una cantante de cabaret -gitana- y de un actor de la misma etnia.

Hasta donde se ha logrado saber, este misterioso pueblo al que no sólo debemos a Chaplin sino que a toda una larga lista de artistas y otros personajes relevantes de la cultura, llegó a Europa desde el Norte de la India, específicamente de la región del Punjab y el Sinth, huyendo de las conquistas musulmanas y las invasiones mongolas.

Al cruzar Persia, los inmigrantes procedentes de distintas tribus se casaron y unieron entre sí, dando origen al pueblo Dom o Rom. A medida que el tiempo pasó, fueron evadiendo las hambrunas, los hunos, las guerras y persiguiendo, al mismo tiempo, el anhelo de encontrar un lugar donde establecerse. Fue el surgimiento de un pueblo nómada, cuya bandera tiene en el centro una rueda roja que simboliza los carros sobre los que solían desplazarse. Es posible que, en busca de un clima soleado, atravesasen el Bósforo para establecerse en el sur de Grecia o pequeño Egipto , y es incluso factible que el primer territorio europeo pisado por este pueblo haya sido Corfú. Desde allí, se fueron extendiendo por toda Europa. Al llegar a la Península Ibérica, se identificaron como provenientes del pequeño Egipto. Alfonso V de Aragón les da un salvoconducto para cruzar su reino, y desde entonces se les comienza a conocer como egiptanos, antecedente inmediato de la palabra castellana “gitano”. Ellos a sí mismos se dicen Romà, en su propia lengua, el romanò.

Al principio, fueron bienvenidos en las tierras ibéricas. Incluso en Andalucía, llegaron a integrarse de tal manera que gran parte de su música y su tradición literaria – siempre oral – dio origen a formas castellanas que hoy en día se consideran la quintaesencia de lo Andaluz. Palabras tan castizas como chaval provienen del idioma romanò. Sin embargo, la generalidad de Europa les comienza a mirar con malos ojos: no les pueden controlar, vagan de un lugar a otro y pronto comienzan a transformarse en el chivo expiatorio de los crímenes que pudiesen cometerse mientras ellos estaban de paso. Ya en ese tiempo, aparece la leyenda de que los gitanos raptan a los niños – o, peor aún, que se los comen. De todo ello, surge un extraño argumento literario que consiste en el rapto del hijo (o hija) de un noble, que se cría entre gitanos pero que, finalmente, logra ser reconocido en algún momento por su progenitor, generalmente gracias a que el mentado heredero tiene ciertas características en su forma de ser que le hacen distinto a la chusma con la que pasa sus días; esencia que, a su vez, han intentado los raptores doblegar por todos los medios, sólo para ver sus esfuerzos reducidos a un sonado fracaso. El raptado no sólo parece un noble sino que, efectivamente, es un noble. Suponer lo contrario sería subversivo, y aceptar que alguien que no es un noble pueda, asimismo, parecerlo y actuar como tal con toda la naturalidad que brinda la autenticidad, implicaría una igualdad de facto entre la sangre plebeya y la sangre azul.

El primero en explotar este último argumento, es Víctor Hugo en Nôtre Dame de Paris, novela que, seguramente, muchos conocen de pasada por la versión edulcorada – y con final feliz incluido- que produjo la factoría Disney. En el original, la gitana Esmeralda descubre que es hija de una prostituta; la chica es devuelta por los gitanos a su mundo como una mujer honorable que, finalmente, muere por culpa de la lascivia de un representante de la alta sociedad – un malvado archidiácono. El libro, con jorobado incluido, resultó ser un escándalo para la época. Igualmente, Sir Arthur Conan Doyle da un tratamiento ennoblecedor a este pueblo vilipendiado, en su novela The Speckled Band. Allí, muchos de los personajes muestran abiertamente prejuicios anti romaníes. En la obra, se produce una muerte en extrañas circunstancias y todo el mundo culpa a los zíngaros del deleznable asesinato. Finalmente, Sherlock Holmes encuentra al culpable (que resulta ser un miembro de la muy honorable sociedad británica) y, de paso, lava la manchada inocencia de un grupo humano que ha sido injustamente acusado.

No obstante, son muchos y, quizás demasiados, los ejemplos de aquellos que se hicieron eco del prejuicio, sin darse la molestia de probar el principio sobre el cual cimentaban su historia. Recurriendo la consabida técnica retórica de “… como ya todos sabemos“, daban por cierto el estereotipo de una manera tan natural y tan segura, que ni el genial Cervantes logró librarse de ello, utilizando en varias oportunidades el recurso dramático de infundir preocupación por puertas inseguras, o ventanas abiertas, ya que había gitanos acampando en las afueras del pueblo. El resultado de todas estas historias, mejor o peor contadas por escritores de profesión o por alcahuetas de barrio, y repetidas hasta la saciedad a lo largo de casi seiscientos años, es la conformación de una estructura rígida desde la cual se hace muy difícil, por no decir imposible, salir. Un gitano que busque trabajo o pertenencia en un grupo que no es el suyo, lo tiene muy difícil – precisamente porque, al ser gitano, se le suponen una serie de atributos: ladrón, charlatán y mentiroso podrían encabezar la lista, seguidos de desordenado, sucio y bueno para armar la fiesta. El resultado será, por lo general, que la persona en cuestión se quedará sin poder acceder a trabajo o redes sociales más amplias, y muchas veces tendrá que recurrir a la mendicidad para lograr subsistir – o al robo, si la necesidad aprieta. Y como sin dinero no hay moda que se nos plazca en arreglarnos la figura, es muy probable que acaben por vestir de una manera que a ciertas personas con la nariz demasiado respingada les parecerá desordenada o sucia. Por otra parte, comparte este grupo social características comunes a todos los grupos y etnias marginales y excluidas del mercado social y laboral oficial: altas tasas de alcoholismo o drogadicción; una frustración enorme que acaba por manifestarse en violencia u otros trastornos de la conducta social; una autoestima por los suelos, que aniquila cualquier atisbo de esperanza y que conforma una imagen personal deplorable, labrada en los miles de momentos en que, por simple comparación, pudieron concluir que ellos no estaban “dentro” del grupo que siempre remataba todas las fiestas bailando con la más bonita. En resumen: abulia, desesperanza y embriaguez. Al menos, entre borrachos nadie les discriminará. Basado en estos estereotipos e imágenes socialmente construidas a lo largo de siglos, Hitler los metió en campos de concentración, y los gaseó e incineró junto a judíos y homosexuales.

Como colofón, una cosa aún peor: tal pareciera que no sólo son gitanos los gitanos. Todo lo que acabo de exponer se ajusta como un guante, por ejemplo, a la realidad mapuche. Dicho sea de paso, ¿cuántos de los lectores de este artículo sabrán que el Estado de Chile tuvo, a finales del siglo XIX, una política expresamente dirigida a alcoholizar al pueblo mapuche, con tal de facilitarse el trabajo de ir poco a poco reduciéndolos a comunidades cada vez más pequeñas y, al mismo tiempo, ir quitándoles sus tierras y socavando su resistencia mediante la atomización de su tejido social? ¿Sabían, acaso, que el Nguillatún nunca incorporó el alcohol, y que éste fue un agregado del hombre blanco, para poder embrutecerles y facilitar el engañarles en los tratos que se celebraban?

Un agregado, y con esto ya quiero concluir: muchos de nosotros, sabiéndolo o no, desde nuestro rol de escritores, hemos acabado por apuntalar los prejuicios sobre los gitanos, los mapuches y todo el resto de la humanidad. ¿No ha pensado acaso, estimado lector o simpática lectora, que quizás sea Usted un gitano o una india indeseable para más de alguno que le esté mirando en este momento? Y, ya lo podemos verificar en la historia, dará igual si es usted realmente indio o gitano porque, para nombres, ya podemos regodearnos: momios, comunistas, vende patrias, antirrevolucionarios, judíos, machorras viciosas, maricones degenerados, inmigrantes extracomunitarios, negros asquerosos, catalanes agarrados, vascos separatistas, palestinos asesinos, mujeres adúlteras, musulmanes islamistas, cristianos infieles… Basta con que esté usted en el bando equivocado en el momento menos oportuno, y que quien la haya agarrado con el grupo al que usted pertenece, tenga el suficiente poder como para no sólo querer borrarle de la faz de la Tierra, sino que proceda efectivamente a aislarle, deportarle, ejecutarle, gasearle o incinerarle, siempre justificando estas atrocidades como necesarias para garantizar la supervivencia de la sacrosanta civilización encargada de hacer la limpieza de tal detritus humano. Agreguemos, por otra parte, que podemos afirmar sin temor a equivocarnos que, si bien puede haber algún culpable de algún delito menor entre los deportados, estoy seguro de no habrá ninguno inculpado en las estafas millonarias que han significado que Europa y todo el Hemisferio Norte se encuentre, en estos días, con la soga al cuello producto de la crisis económica sembrada por Bancos, Constructoras e Inmobiliarias.

Había pensado en dedicar mi artículo de hoy a revisar y comentar un gran poema de Paul Valéry, El Cementerio Marino. Mas, prefiero honrar con estas líneas de amargo recordatorio y denuncia a este poeta francés que se negó a prestar sus manos al régimen colaboracionista de Vichy en la II Guerra Mundial -que deportó a judíos, gitanos y homosexuales a los campos de concentración del Tercer Reich- y que luchó contra los nazis desde la Resistencia, hasta su muerte en 1945. Frente a la actual política francesa de expulsión de los gitanos rumanos, se le caería al poeta la cara de vergüenza. Los gitanos rumanos volverán a su Rumania de origen, pero allí no lo tendrán mejor. Se les tratará, en el mejor de los casos, como ciudadanos de segunda o tercera categoría -siendo, en todo derecho, ciudadanos europeos- y serán recluidos en ghettos miserables, verdaderos basureros infestados de ratas. ¿Se les acusará ahora de querer huir de las infecciones y de querer satisfacer esa mala costumbre que consiste en llevarse un pan a la boca todos los días? Todo esto, frente a la inacción de la Unión Europea – a la que Francia y Rumania pertenecen.

Quizás nos haga falta recordar que, así como Chaplin y muchos más, los gitanos, los mapuche y todos los pueblos que conforman el género humano deben luchar por sacarse de encima las tristes fotografías con que el poder intenta ocultar su dignidad y presentar como ofensa su derecho a realizarse plenamente, para entregar al mundo toda la riqueza que, desde siempre, ha habitado en el fondo de sus almas. Demasiado tiempo nos han engañado con todos estos cuentos de pésima literatura, para distraernos o justificar las ganancias y bajezas de los de siempre. Y además, y por otra parte, acaso nos haga falta recordar a nosotros, los que hacemos uso de la palabra, que también tenemos una responsabilidad social que asumir en la lucha por un mundo más justo.

 

Fuente: Radio Angulo

Como explicarle a los hijos de como nacen

SEAMOS MODERNOS.

Un día, un hijo le pregunta a su padre:

 Papá, cómo nací yo?
Muy bien hijo, algun día debíamos hablar
de esto y te voy a explicar
lo que debes saber:
 

Un día, Papá y Mamá se conectaron a Facebook
Papá le mandó a Mamá un e-mail para verse

en un cybercafé.
Descubrieron que tenían muchas cosas en común

y se entendían muy bien.
Papá y Mamá decidieron, entonces,

compartir sus archivos.
Se metieron, disimuladamente, en el W.C y Papá introdujo su Pendrive en el puerto USB de Mamá.
Cuando empezaron a descargarse los archivos, se dieron cuenta  de que no
tenían Firewall.
Era ya muy tarde para cancelar la descarga e

imposible de borrar los archivos.
Así es, que a los nueve meses…

Apareció un
VIRUS

 

Descubre Huayllay

Sobre la planicie de la meseta del Bombóm yacen caprichosas figuras sobre un enorme bosque pétreo, Huayllay, espectacular coloso natural.
Para llegar a este lugar se deben recorrer cerca de 8 horas de viaje por los solitarios y fríos paisajes de la Carretera Central, desde Lima, cruzando el departamento de Junín. Luego de La Oroya se debe tomar el desvío que conduce a Cerro de Pasco, a partir de ahí hay que tener en cuenta que la entrada directa hacia Huayllay se encuentra diez kilómetros antes de la capital pasqueña.


Las personas que realizan esta ruta con movilidad particular encontrarán la señalización adecuada para ubicarse, de lo contrario, en el mencionado cruce existe un servicio de autos que llevan a la localidad de Huayllay.
Las personas que llegan muy temprano a este lugar tendrán la oportunidad de recuperar fuerzas al tomarse un revitalizador “caldo verde” (sopa de papa con queso y huevo que lleva una salsa verde hecha a base de muña, paico y ruda). Luego de este contundente plato recién se puede comenzar a organizar el itinerario. Es recomendable que los que llegan por primera vez a Huayllay dediquen el primer día exclusivamente para aclimatarse.

Enjambre pétreo parece exposición escultórica
En Huayllay se han establecido 11 rutas en las que se descubren insospechadas formaciones pétreas; sin embargo, no todo es piedra, hay una fauna y flora bastante singular que impresiona a cualquier foráneo, igualmente, se pueden contar algunos espejos de agua como la fantástica laguna Japurín, de la que nace más de una leyenda.
Todo el santuario se alza como un enjambre de rocas multiformes, como si un gigantesco escultor las hubiese realizado, imprimiéndoles mil formas caprichosas e imponentes. Se trata de enormes piedras que presentan formas curiosas y que se encuentran diseminadas como si formaran parte de una exposición escultórica de gigantes. La imaginación de los visitantes puede encontrar en sus recortadas formas sobre el cielo enormes elefantes, alpacas, esfinges, pórticos, hongos, rostros humanos y figuras de fieras, torres increíbles que son verdaderas maravillas del equilibrio, dinosaurios, enormes gorilas, tortugas colosales, guerreros formidables, etc. Todos atisban silenciosos e inmóviles en la soledad de este paraje.
Hay mucho por conocer
Este santuario tiene un área que supera las seis mil hectáreas y es imposible conocerlo todo. Pues incluso el guía más experimentado nunca va a estar en el lugar correcto y a la hora indicada, pues todos coinciden que la posición del sol y de las sombras forman nuevas figuras, las cuales sólo se pueden ver con un poco de imaginación. Es por eso que aún hay muchas figuras por descubrir.
Este rincón de piedras fue declarado Santuario Nacional en el año 1968, por tener una belleza natural que no se compara con otro punto del país. Hasta ahora, Huayllay es poco conocido por los turistas del Perú y de todo el mundo, ya que por sus parajes solitarios y agrestes se requiere tener una buena condición física para llegar. Su clima frío y seco no permite una estadía cómoda, pero esto precisamente es un reto para los amantes de la aventura.

Imprescindible atracción turística
Huayllay en quechua quiere decir “floresta”, lo cual tal vez indica que los antiguos peruanos vieron también en estas deformaciones geológicas “un bosque”, al igual que aquellos que lo han denominado Bosque de Piedras.
Este grandioso lugar es un patrimonio invalorable que posee el departamento de Pasco, un centro de atracción turística de primera magnitud, de una belleza incomparable que supera ampliamente, en majestuosidad y volumen, al famoso Jardín de los Dioses del Colorado, en los Estados Unidos.
Sobre el origen de esta maravilla natural existen diversas teorías. Se dice que es un cuello volcánico por la porosidad que presentan sus piedras. Se ha afirmado también que se trata de una inmensa formación de tufos volcánicos, es decir de capas consolidadas de ceniza volcánica acumulada allí después del último apogeo volcánico de los Andes Centrales, muy afectadas por el intemperismo o meteorización, términos con los que los geólogos señalan la acción de los agentes atmosféricos sobre las rocas, incluso sobre las más duras y resistentes, esculpiendo las más caprichosas figuras.

 

Fuente: expreso

Escándalo en Italia por supuesta reina transexual

Todo comenzó cuando la periodista Sevaggia Lucarelli, se refirió en su blog sobre una de las candidatas, Miss Lazio, como una mujer de altura “sospechosa”, por su 1,80 metros, sugiriendo que se trataba de un transexual, comentario al que siguieron toda clase de rumores entre la prensa del entretenimiento de ese país. La candidata Alessia Mancini rompió en llanto cuando fue descalificada del certamen de belleza después que la votación telefónica a través de la que se elige a la ganadora, demostrará que el público ya estaba en contra de ella. Por su parte la joven de 24 años, asegura que demandará a los medios que la han difamado, pues aunque respeta a las personas transexuales, asegura que la prensa le arrebató la posibilidad de ganar el concurso. “Es una maldad que sicológicamente te puede destruir, y no lo tolero… Desde que empecé en la escuela me sentía diferente por la estatura, a los tres años parecía de cinco. En tercero era tan alta como mis maestras”, explicó la joven Alessia a un periódico de su país, refiriéndose a los comentarios que sobre ella circulaban por todo Italia. A causa de lo sucedido, varios grupos defensores de los derechos de la comunidad LGBT, han solicitado que se cambien las reglas del certamen de belleza y que se permita participar no sólo a mujeres de nacimiento. Esta es la segunda vez que en Miss Italia se expulsa a una de las candidatas por sospechas sobre su sexualidad. El primer caso ocurrió en 1992.

 

Fuente: tumundovirtual